• Eduardo A. Saldivia

¿Cómo habitar una ciudad?

Actualizado: 10 de ago de 2019

Según algunos autores, cuando hablamos de un medio ambiente natural, nos referimos a un hábitat. Muchas veces escuchamos “fue devuelto a su hábitat natural” y está bien dicho aunque puede sonar un poco redundante, ya que si es un hábitat, es natural. Me recuerda a ese amigo que exclamaba: Si entraba era gol!... Y sí.  Luego de la Segunda Guerra Mundial, cuando llegó el momento de reconstruir las ciudades, pensadores como el alemán Martin Heidegger, empezaron a hablar sobre lo que llamaron el habitar. Habitar un lugar es construir viviendas y que tenga servicios, apropiarse de ese medio natural. Habitar es intervenir nuestro ecosistema, darle nuestra identidad y sentido de pertenencia. Una red de agua potable, mejora nuestros hogares y mejora la infraestructura de nuestra ciudad, en definitiva mejora nuestro habitar. 

Quien cayó en una confusión grave fue el Ministerio del Interior de nación de la administración actual, cuando creó la Secretaría de Hábitat. Esto tenía dos problemas. En primer lugar, a menos que se dedicara a la fauna silvestre, debió llamarse Secretaría del Habitar. Una confusión que hubiera pasado desapercibida a cualquier hijo de buen vecino, pero se supone que quienes ocupan puestos sobre estos temas deberían entender lo que están haciendo.  Y en segundo lugar, que las obras que se atendían desde esa oficina solo se referían a instalaciones complementarias y no atendía problemas habitacionales, para eso está la Secretaría de Vivienda. Claramente, mal se puede operar sobre el habitar un lugar si están con una mano atada y no pueden intervenir sobre la vivienda. Por suerte, algún asesor los corrigió y la Secretaría ahora pasó a llamarse de: Infraestructura Urbana. 

En el escenario misionero, el Ministerio del Interior de nación entregó viviendas en Itaembé Guazú este año. La Secretaría de vivienda administrando las soluciones habitacionales y desde la nueva Secretaría de Infraestructura ocupandose de los servicios básicos: electricidad, gas, agua, cloaca, pero eso no es lo único que hoy necesita una familia para poder funcionar en su día a día.  En el año 2019, servicios básicos también son: desde señal de un celular, un colectivo que te lleve al trabajo, un cajero automático para cobrar tu sueldo, poder ver la televisión o disponer de una conexión a internet. Lamentablemente, de todas estas cosas, en el nuevo barrio del oeste no había nada.  Los que venden televisión satelital salvaron sus ventas en este nuevo barrio de Posadas y dos de las tres empresas de celular más importantes deben haber perdido a la mayoría de sus clientes, por no poner una antena. 

Desde la gobernación se buscó darle la infraestructura adecuada a las familias que viven allí. Por ejemplo, la empresa provincial destinada a dar conexión a internet dejó de dedicarse solo a grandes clientes y empezó a prestar sus servicios a minoristas, para todas estas casas de familia. En sintonía con los planes locales de vivienda, la administración provincial lleva tiempo construyendo equipamiento urbano para este nuevo sector de la capital misionera, desde su creación en 2015. El gobierno provincial ya inauguró en Itaembé Guazú un hospital, una comisaría, escuelas y actualmente hay en obra un polideportivo.

En el caso de la comuna, desde la ciudad empezaron a ocuparse de la recolección de residuos, aunque todavía quedan cosas por hacer, y hay muchos cordón-cuneta por barrer antes que las bocas de tormenta queden tapadas. Las líneas 8, 11, 26 y 27 cambiaron sus recorridos, incorporando esta nueva parte de la ciudad al Sistema Integrado de Transporte (aunque todavía no se integra mucho, se ve que los colectivos no son muy amigos de las peatonales, las bicisendas o del tren interurbano). En este sentido, nuevas paradas -verdaderas estaciones de colectivo- fue el eje de las propuestas urbanas para la ciudad del candidato a Intendente electo y esperamos ver pronto progresos al respecto. No solo en Itaembé Guazú, sino en todo Posadas. 


En definitiva, es necesario que los políticos que ocupan cargos específicos estén formados, la tendencia actual es la profecionalización en las gestiones ejecutivas. El nivel de conocimientos que requiere la ciudad actual es complejo y ya no sirve poner a alguien macanudo y honesto, a ocupar un puesto. Además de ser todo eso, también debe conocer sobre los temas propios de su función. Argentina se merece tener a nivel nacional una administración de su habitar con funcionarios idóneos, que trabajen multidisciplinariamente en generar un marco de desarrollo para todos.


www.elterritorio.com.ar/como-habitar-una-ciudad-37898-et

© 2020 Saldivia Arquitectos

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn - Círculo Negro