• Eduardo A. Saldivia

Vocación de liderar los nuevos tiempos

Desde 1953, Misiones ha sabido aprovechar con inteligencia las oportunidades y asumir con orgullo la herencia sobre el cuidado del medio ambiente que se enseñaba en las reducciones jesuíticas guaraníes, hoy consideradas Patrimonio de la Humanidad por las Naciones Unidas. Continuando el camino de excelencia que dejara el arquitecto Alejandro Bustillo en la catedral de Posadas en 1937 o en el cementerio La Piedad, desde sus inicios, la provincia se caracterizó por las obras de arquitectura eficientes y sustentables. 


En las escuelas de los arquitectos Soto y Rivarola, tanto las construidas en madera o en la escuela normal de Alem -declarada Monumento Histórico Nacional en 2012- se demuestra un diseño estudiado, que aún hoy no necesita aire acondicionado para que el edificio funcione fresco y confortable. Lo mismo sucede con los modernos hoteles, con sus pérgolas y sus parasoles, que respetan y dialogan permanentemente con el entorno natural donde están implantados, y donde también participaron con sus proyectos arquitectos notables como el gran Clorindo Testa con su hotel en San Ignacio o Winograd y Sigal en 1958 con el hotel del Automóvil Club en Eldorado. Recordemos que el maestro Testa además dejó su impronta en los inicios de Misiones cuando se edificaron sus centros de salud y comisarías por toda la provincia, con un sistema constructivo simple y novedoso que sigue siendo materia de estudio en las facultades. 


A nivel urbanístico, primero el arquitecto Juan Kurchan con el grupo Urbis en 1957, y luego Jorge Vivanco desde su Plan Posadas en 1971, tuvieron la visión de una provincia que tuviera en su capital el faro de la integración regional, principalmente por su relación privilegiada con los mercados de nuestros socios Paraguay y Brasil. Proponían una Posadas que necesitaba crecer sin olvidarse de su entorno verde, con movilidad aérea y transportes fluidos marítimos y terrestres, que sirvan eficientemente tanto a pasajeros y turistas como a la logística de mercaderías.


En las ciudades del siglo XXI se habla mucho del transporte a través del vuelo vertical, de drones y helicópteros. En esta línea, se inauguró en 2019 el One Thousand Museum, diseñado por la vanguardista arquitecta Zaha Hadid -fallecida en 2016- destacándose por ser el primer edificio residencial de Miami con un helipuerto. Sin embargo, en Posadas nos identificamos con esta vanguardia desde 1991, con la Torre del Centro -cuyo helipuerto puede verse desde toda la Costanera- y es una obra del arquitecto Esteban Cárdenas o el helipuerto de la torre Marconi, en pleno Mitre y Ayacucho, también idea de Cárdenas.


Esta vocación de la Tierra Colorada por liderar los nuevos tiempos fue reafirmada por todos los gobiernos nacionales en los últimos diez años, a través del Plan Estratégico Territorial argentino, en sus versiones de 2010 y 2018. Los planificadores urbanos piensan en Misiones como una provincia del futuro, por su accesibilidad terrestre, por sus ríos, su biodiversidad, por las posibilidades que le brindan los puentes aéreos -tanto los que hay por tender como los tendidos- como el iniciado el año pasado entre Iguazú y Madrid. 

Por todo esto, es fundamental que abordemos esta etapa poscoronavirus con la convicción de estar viviendo una nueva oportunidad. La provincia ha sabido sobrellevar con madurez la pandemia. La población tiene una profunda conciencia del momento que atravesamos, basta mirar al otro lado de la frontera para confirmarlo. 


Misiones tiene la clave para el crecimiento de la Argentina y esto no es un secreto, periódicamente vemos cómo la administración nacional busca controlar el territorio misionero, hoy hay muchos intereses sobre la provincia y su política. 


En conclusión, debemos encarar con decisión el mundo poscuarentena y seguir siendo fieles a la actitud de ser una provincia resiliente a los cambios y con un pensamiento siempre joven, pero lo suficientemente madura para aprovechar con inteligencia las oportunidades. 


Somos nosotros, los que vivimos, los que trabajamos, los que invertimos en Misiones y elegimos este lugar para nuestros hijos, quienes vamos a sacar la provincia adelante. Aquí se valora el esfuerzo, somos reconocidos en todo el país y en el mundo por ser un pueblo cordial, amable y buen anfitrión. Además, contamos con dos poderosos motores que van a llevarnos hacia adelante: la industria forestal y el turismo, de la mano de las Cataratas del Iguazú, Patrimonio Natural de la Humanidad desde 1984.



1 vista

© 2020 Saldivia Arquitectos

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn - Círculo Negro